Beneficios de la presoterapia ocular

y el drenaje linfático facial

La presoterapia y el drenaje linfático facial son de los mejores tratamientos corporales que existen. Su uso es muy eficaz en cuanto a la eliminación de toxinas del cuerpo. Pero además, aplicados en la cara, ayudan de forma notoria a combatir problemas como las ojeras, las bolsas y las arrugas.

La presoterapia es una parte integral de los tratamientos corporales por muchas razones. Es una forma sencilla e increíble de mantener el sistema linfático funcionando en perfecto estado. Gracias a que hace bombear el sistema de vasos y ganglios linfáticos, se ha demostrado que el drenaje linfático funciona para adelgazar y desintoxicar, para la circulación, la celulitis y la pérdida de peso.

Para fines cosméticos, este tipo de masaje puede mejorar el aspecto general de tu piel, aportando ligereza y firmeza. Es muy eficaz combatiendo tejidos cicatriciales, acné, enrojecimientos, ojeras, arrugas y bolsas.

Beneficios de la presoterapia ocular

Esta técnica es de origen chino. Utiliza la presión aplicada a ciertos puntos a lo largo de los canales de energía, llamados meridianos. Los practicantes de esta técnica usan dispositivos especiales, dedos, palmas de sus manos, etc.

La presión de los dedos aplicada a la cara ayuda a corregir las arrugas. Esto se debe a que la técnica aumenta la circulación y, por lo tanto, mejora el tono muscular y el tejido conectivo, reduciendo la aparición de líneas y arrugas. Pero los beneficios de la presoterapia facial van más allá e incluyen:

  • Una mayor producción de fibras que apoyan la piel, ralentizando un poco el envejecimiento.
  • Refrescamiento de la piel, manteniéndola sana y haciéndola funcionar correctamente.
  • Una mejora de la elasticidad.
  • Una disminución de la tensión facial.
  • Una de la apariencia de las bolsas debajo de los ojos.
  • Proporciona una gran sensación de bienestar que favorece el equilibrio personal y la salud.

Beneficios del drenaje linfático facial

Los tratamientos de drenaje linfático aceleran la absorción y el transporte de fluidos linfáticos que contienen toxinas, bacterias, virus y proteínas. A nivel estético, suponen una forma de mejorar la apariencia de la piel al reducir las líneas finas, las arrugas y las bolsas para los ojos. Estos son, de forma general, los beneficios de un drenaje o masaje linfático facial.

Limpieza profunda

Los tratamientos faciales linfáticos proporcionan una limpieza profunda de la piel. Cuando se lleva a cabo junto con el uso de productos de limpieza tópicos, especialmente formulados para la piel propensa al acné, los resultados mejoran significativamente.

Capacidad para curar más rápido

Este tipo de masaje es particularmente útil para personas que tienen piel ligeramente inflamada. Los movimientos suaves que se usan durante todo el masaje ayudan a prevenir bloqueos y llevar oxígeno y nutrientes a las células.

Reducción de la hinchazón

Como un masaje facial suave, el drenaje linfático puede ayudar a retener una tez clara y reducir la hinchazón debido a su capacidad para dispersar la congestión. A través de una serie de movimientos de bombeo suaves y rítmicos realizados por una esteticista, las toxinas se moverán a los ganglios linfáticos y serán eliminadas por el cuerpo.

Piel libre de congestión

Si nuestros cuerpos se estresan demasiado o están sujetos a contaminantes ambientales de forma regular, el sistema linfático puede saturarse demasiado y provocar una acumulación no deseada de toxinas en los tejidos, la piel y las articulaciones. El masaje linfático aumenta la circulación y proporciona una hidratación óptima cuando también aplica sueros y humectantes seguros para el acné.

Reducción del tejido cicatricial

Al alentar activamente el aumento de la circulación en el área y eliminar cualquier bloqueo del sistema, la sangre fresca y el oxígeno inundan el área y apoyan la regeneración celular.

Promueve la sensación de relajación y bienestar

Como un tratamiento no invasivo que es suave y terapéutico, el masaje linfático facial es extremadamente relajante. Promueve sentimientos de bienestar mientras reduce la ansiedad y el estrés. Los tratamientos regulares junto con un programa de cuidado de la piel para el acné pueden ayudar a los clientes que sufren de una pérdida de confianza que a menudo se desarrolla como resultado directo de vivir con acné, arrugas, ojeras o bolsas.